STEE-EILAS

 

 
                                                 

 

 

 

POLÍTICA MIGRATORIA DESDE LA EDUCACIÓN

  

El presente texto recoge el análisis y las propuestas sobre inmigración y educación que hacemos desde el Sindicato STEE-EILAS, siendo un documento abierto al debate y a las nuevas aportaciones que seguirán surgiendo como respuesta a esta etapa de adaptación que estamos viviendo, tanto la comunidad inmigrada como la sociedad de acogida.

 

ÍNDICE

 

I. FUNDAMENTACIÓN DE LA PROPUESTA                           

INTRODUCCIÓN                                                                               

A.     BASES DE NUESTROS PLANTEAMIENTOS

B.    DOS PROBLEMAS URGENTES: CONCENTRACIÓN DE ALUMNADO Y ENSEÑANZA DE LOS IDIOMAS

C.     EDUCACIÓN INTERCULTURAL       

 
II. MEDIDAS A IMPULSAR                                                          

A. MEDIDAS EDUCATIVAS                                                 

B. FORMACIÓN DEL PROFESORADO                            

C. OTROS RECURSOS           

 

 

I. FUNDAMENTACIÓN DE LA PROPUESTA

 

 

 INTRODUCCIÓN

Los movimientos migratorios han sido una constante en la historia de la humanidad. En la actualidad las migraciones tienen graves y complejas repercusiones sociales, económicas, políticas y culturales.

Las causas que originan los procesos migratorios son de diversa índole pero hay que hacer referencia, en primer y principal lugar, a la necesidad socio-económica derivada del profundo subdesarrollo que asola a buena parte de la humanidad. No olvidemos que estos desplazamientos están inducidos por imperativos económicos del mercado neoliberal en una nueva división internacional del trabajo: por una parte zonas geográficas enteras sin posibilidad de supervivencia y por otra una demanda de fuerza de trabajo disponible en condiciones de “máxima competitividad”. La importancia que sigue teniendo en los países “desarrollados” la  oferta de empleo en sectores tradicionales con poco atractivo para los trabajadores y trabajadoras autóctonas contribuye de una manera esencial a la movilización de millones de personas.

A esa motivación económica de supervivencia se añaden otras, como la presión política o étnica manifestada en persecución y  guerras civiles, bajo regímenes dictatoriales, con su secuela terrible de violencia, terror y muerte, que obliga a buscar  refugio y asilo fuera de su lugar de nacimiento. En otros casos, se huye de la violencia de género o medioambiental. No puede ignorarse que las migraciones, como la pobreza misma, se están feminizando y cada vez son más las mujeres solas, incluso embarazadas o con hijos o hijas pequeños-as, que afrontan el riesgo de la emigración.

También produce una especial preocupación la emigración de adolescentes que, cada vez en mayor número, llegan de forma clandestina con grave riesgo y gran vulnerabilidad.

La migración tiene una enorme trascendencia sobre las personas afectadas y sus familias, pero también y al mismo tiempo, sobre el país de origen  y el de recepción. Sin duda la cuestión clave desde la perspectiva de las sociedades de recepción – en este caso de Euskal Herria –  es la integración social de las personas inmigrantes. Es decir, dar una respuesta adecuada al problema de convivencia entre las personas que llegan y las personas que las recibimos.

Está claro que uno de los factores claves para la integración social - y no sólo de los inmigrantes sino también de otros sectores excluidos - es el sistema educativo. No obstante hay que relativizar el papel que puede jugar la educación, ya que la integración también depende, además de las características de los inmigrantes, de las leyes y normativas que afectan a la inmigración, de las condiciones legales de la residencia, de la situación familiar, de las condiciones socio-económicas en que viven, de las oportunidades de trabajo y de vivienda, las expectativas de mejora, etc.

Por ello podemos afirmar que los aspectos sociales, económicos y políticos, son tan importantes como los culturales y educativos por lo que es  necesario reivindicar la puesta en marcha de un plan de actuación interinstitucional cuyo objetivo sea la plena integración de la población inmigrante.

  

A.                 BASES DE NUESTROS PLANTEAMIENTOS

·        Desde STEE-EILAS, rechazamos cualquier Ley de Extranjería porque entendemos que representa el reconocimiento de dos tipos de personas ciudadanas: unas con derechos plenos de ciudadanía, otras a quienes se les limita libertades y derechos básicos. Por lo tanto, nos  referiremos a la población inmigrante independientemente de su situación legal o administrativa, y de su procedencia.

 

·        Nuestro objetivo fundamental es la integración real de las personas extranjeras diferenciándola claramente de la asimilación. Estar integrado en un sistema social implica adquirir interdependencia dentro de dicho sistema, mientras que estar asimilado significa convertirse en otro, cambiar de identidad.

 

·        La integración de las personas inmigrantes concierne tanto a quienes llegan como a quienes las recibimos. La integración es cosa de dos y acaba  modificando y enriqueciendo a ambas partes. No se trata de aumentar la tolerancia ante la diversidad cultura, sino de no utilizar dicha diversidad como pretexto y legitimación de la exclusión social.

 

·        La escolarización de alumnado inmigrante extranjero se realizará en los centros educativos correspondientes en igualdad de condiciones generales con el resto de la población y con las especificidades de atención educativa que cada caso requiera en igualdad de condiciones que el resto de la población. Entendemos, sin embargo, que no todo el alumnado extranjero tiene necesidad de intervención educativa específica: nos referimos especialmente al alumnado en riesgo de exclusión social cuya situación es más vulnerable.

 

·        La escolarización de alumnado inmigrante y su adecuada integración tanto social como escolar requieren  recursos adicionales como compensación necesaria en situaciones de desarraigo y como inversión social para una convivencia armoniosa, lo que implica la necesaria colaboración y coordinación de las instituciones locales y de todos los sectores sociales.

 

·        Es imprescindible realizar un diagnóstico de la situación educativa de la población inmigrante por zonas y por centros.

 

·        En forma general, es necesario facilitar la convalidación de estudios realizados por los alumnos-as inmigrantes en otros países. Cosa que es prácticamente imposible con alumnado proveniente de países con los que no existe convenio previo. El que este tema siga siendo competencia exclusiva del Gobierno del Estado hace que las trabas se multipliquen.

  

B. DOS PROBLEMAS URGENTES: CONCENTRACIÓN DE ALUMNADO Y ENSEÑANZA DE LOS IDIOMAS:

Un aspecto clave de la integración escolar de alumnado inmigrante son los actuales  criterios de matriculación y escolarización que empujan a que en su gran mayoría se concentre, en determinados centros y modelos: generalmente en  centros públicos y de modelo A en la CAV y en centros públicos (tanto en modelo A como G) en Nafarroa. Consideramos que esta concentración provoca la “guetización” de algunos centros y es uno de los mayores escollos para la integración.

·          La concentración real de población inmigrante en ciertas zonas o barrios por las posibilidades de vivienda asequible, por las ofertas del mercado laboral, por las redes solidarias que se crean entre inmigrantes, junto con el problema de los modelos lingüísticos, ha puesto en vías de guetización a algunos centros o ha acentuado estos rasgos que ya existían.Pensamos que esa situación debe ser compensada en los centros de enseñanza planificando la matriculación y poniendo en marcha algún tipo de medidas flexibles  de  intervención en la zona afectada.

·          La Ley Básica de Normalización del Uso del Euskara del año 1982 de la CAV, menciona como objetivo “garantizar al alumnado la posibilidad real, en igualdad de condiciones, de poseer un conocimiento práctico suficiente de ambas lenguas oficiales al finalizar los estudios de enseñanza obligatoria”. Es innegable que el sistema de modelos ha dado sus frutos en cuanto a la euskaldunización pero también lo es que no ha servido para conseguir el objetivo de que todo el alumnado tenga competencia lingüística en ambos idiomas al final de la escolarización obligatoria, especialmente el alumnado de modelo A, suponiendo, además, un factor de segregación social.

·           Por otro lado la Ley del Vascuence de 1986 de Nafarroa dice que “son objetivos esenciales de la misma amparar el derecho de los ciudadanos a conocer y usar el vascuence (...), proteger la recuperación y el desarrollo del vascuence en Navarra (...) y garantizar el uso y la enseñanza del vascuence con arreglo a principios de voluntariedad, gradualidad y respeto, de acuerdo con la realidad sociolingüística de Navarra” y reconoce que “el castellano y el vascuence son lenguas propias de Navarra y, en consecuencia, TODOS los ciudadanos tienen derecho a conocerlas y a usarlas”. A quince años de su promulgación esta ley no se ha desarrollado debidamente ni ha dado pasos para la consecución de estos objetivos ni mucho menos para garantizar el derecho de toda la ciudadanía Navarra a conocerla y usarla.

·          En el STEE-EILAS desde hace algún tiempo se viene analizando la necesidad de replantear este sistema de modelos e impulsar  un amplio consenso  para conseguir un  modelo más flexible que permita su superación  en la CAV (Ver  Documento presentado en el Consejo Nacional de enero 2000) y de romper con la zonificación artificial impuesta y de garantizar el derecho a la enseñanza en euskera (modelo D) en la red publica en toda Navarra, incluyendo asimismo la enseñanza del euskera dentro del curriculum para todo el alumnado no universitario navarro (generalización del modelo A).

·        Creemos  que hay que garantizar tanto la distribución equilibrada del alumnado como que se haga realidad en la CAV la competencia lingüística tanto en euskara como en castellano, por lo que habría que tender a que el alumnado inmigrante de asentamiento no temporal, se integre también en los  centros de modelo euskaldún; así como que en Nafarroa se pueda garantizar el derecho a conocer y usar el euskera al alumnado inmigrante en las mismas condiciones que el resto del alumnado navarro, disponiendo para ello de todas las medidas y recursos adicionales necesarios.

 

C.                 EDUCACIÓN INTERCULTURAL:

 A pesar de ese papel relativo que juega la educación, resulta absolutamente necesario establecer y desarrollar la educación intercultural que, entre otras, deberá tomar en cuenta los siguientes criterios:

-          La educación intercultural tiene que impregnar a todo el sistema educativo y no sólo a los centros de enseñanza con alumnado inmigrante.

-          Todos somos sujetos de la educación intercultural, incluso más los que ya estamos aquí que los que llegan. Habrá que introducir en el currículo ordinario del conjunto del alumnado contenidos sobre  las culturas que conviven en un mismo centro educativo, huyendo de aproximaciones folklóricas o paternalistas.

-          En todas las Etapas y Áreas, trabajar actitudes y convicciones para vernos más como iguales que como diferentes: iguales en dignidad y derechos, impulsando una implicación personal para luchar contra toda forma de exclusión social y a favor de la solidaridad.

-          Es necesario impulsar  procesos de enseñanza de las habilidades sociales y personales,  necesarias para gestionar los inevitables conflictos cotidianos que surjan de la convivencia.

-          No se debe descuidar la enseñanza de la cultura y las lenguas de origen.

  

II. MEDIDAS A IMPULSAR

  

A.     MEDIDAS EDUCATIVAS

1-       ETAPA OBLIGATORIA, BACHILLERATOS Y CICLOS FORMATIVOS:

Matriculación:

 Impulsar la puesta en marcha de comisiones de escolarización en las que participen la Admón. Educativa, los centros escolares, las asociaciones y ONGs de inmigrantes, sindicatos e instituciones locales, etc. Estas comisiones tendrán un carácter permanente, estarán abiertas a lo largo de todo el curso y elaborarán los criterios de matriculación  para todo el alumnado entre los diferentes centros de un pueblo o zona, teniendo en cuenta:

·        La matriculación del alumnado dentro de su municipio.

·        El equilibrio entre los centros.

·        El establecimiento de un sistema (flexible) de porcentaje máximo de alumnado con NEE  e inmigrantes, por centro y aula.

·        La reserva de plazas para el alumnado de incorporación tardía.

·        La distribución de la dotación de recursos a los centros en función de sus necesidades reales.

 

Planes de acogida:

·        En cada centro una persona o un equipo (en función del número) será referencia permanente para este alumnado, con implicación del resto del claustro.

·        Diagnóstico inicial del alumno-a: situación personal y familiar,  competencia comunicativa, grado de instrucción, etc. Se entenderá que no todo el alumnado extranjero tiene la misma necesidad de intervención educativa específica dependiendo, entre otras cosas, del grado de conocimiento del idioma, del nivel de instrucción y de su escolarización anterior,  etc.

·        Modificación de la ratio alumnado por aula y el de profesorado por centro en función de estas nuevas necesidades

·        Recursos necesarios y personal cualificado y sensibilizado: intérpretes, educadores auxiliares miembros de esas comunidades lingüísticas, trabajadores-as sociales, etc. que trabajen en coordinación con el centro de enseñanza y las instituciones locales y con la aplicación de unos criterios pedagógicos comunes.

·        Dada la dificultad de dotar a cada centro de todos los recursos necesarios y de forma provisional proponemos:

-          Creación de Espacios de Acogida por zonas, con aulas específicas de Primaria y Secundaria para proporcionar competencia lingüística e información suficiente para permitir, lo antes posible, una inserción adecuada en el medio escolar  ordinario y facilitar su integración social. Serán de permanencia temporal como transición antes o durante   la incorporación a las aulas correspondientes.

-          Creación de Equipos Itinerantes que realicen el seguimiento de este alumnado en su propio centro, proporcionando los apoyos necesarios en cada caso.

 

Proyectos de centro:

Incluir en los proyectos de centro un apartado específico "Plan de educación intercultural", entroncado en las líneas generales y estratégicas de educación para la igualdad  y que persiga educar en actitudes de empatía y la identificación con el otr@.

·        Áreas curriculares: Introducción en el currículo ordinario de contenidos sobre las culturas que conviven en un mismo centro.

·        Otras lenguas maternas: En los centros o zonas, donde el alumnado de una misma lengua materna y procedencia sea numeroso, se deberá contar con un profesor o profesora auxiliar de apoyo lingüístico con conocimientos de la lengua o lenguas del alumnado, preferiblemente personas de la comunidad inmigrada a la que pertenece el alumnado.

·        Hay que garantizar que las otras lenguas maternas que tengan fuerte presencia en un centro reciban un tratamiento normalizado, ya sea como propuesta de extraescolar siempre abierta a todo el alumnado y a cargo de la administración, o como optativa en secundaria.

 

Alumnado de estancia temporal

·        Las Comisiones de escolarización elaborarán los criterios y distribuirán los recursos para abordar las necesidades del alumnado “temporero”.

·        Se les proporcionará acogida en los centros escolares de la zona.

·        Se reclamará la colaboración de las Instituciones Locales y de quienes contratan a los temporeros para conseguir los recursos necesarios:  educadores-as auxiliares, intérpretes, educadores-as socioculturales, trabajadoras-es sociales, cuidadores-as de comedor etc.

·        Se valorarán sus necesidades educativas así como sus condiciones de vida y de integración social.

·        Se llevarán a cabo una actividad planificada y permanente de sensibilización enfocada a la población de acogida.

 

 

Escolarización de menores tutelados-as

Deberán ser incorporados al sistema educativo en las mismas condiciones que el resto de menores inmigrantes-extranjeros, con todos los recursos adicionales necesarios dado su compleja situación personal y social.

 

2-       FORMACIÓN OCUPACIONAL Y CIPS o PIPs:

 

·        Pleno acceso a todos los programas de CIPs, Formación Ocupacional y Formación Continua de todo las personas inmigrantes al margen de su situación legal, incluidas las prácticas en empresa.

·        Incluir en estos cursos la figura del educador social o mediador cultural, y los recursos necesarios para lograr las competencias lingüísticas.

·        Estudio de las áreas laborales a donde se dirigen, ofertando una amplia capacitación profesional.

·        Para el alumnado de 16 a 18 años, los CIPs y PIPs tienen que ser un instrumento que permita su inserción laboral  alargando su duración a dos  años y  reforzando especialmente el "área común", ya que facilita su integración social.

 

 3-       EPA:

Puesta en marcha de un programa dedicado a la atención de las personas inmigrantes adultas, con el fin de  combatir la marginación, la discriminación y la exclusión social mediante la facilitación de herramientas sociales, culturales y laborales necesarias para su correcta inserción social:

·        El aprendizaje de la lengua juega en este proceso un papel fundamental, priorizándose en cada caso aquella lengua que sea la herramienta de comunicación con su entorno.

 

·        El programa deberá abordar todos aquellos aspectos relacionados con el alumnado inmigrante (acogida, matriculación, orientación académica  para la inserción laboral, etc.) así como la coordinación con otras instituciones y agentes sociales que trabajen con las personas inmigrantes, incluyendo a las asociaciones de inmigrantes, y la sensibilización del conjunto del alumnado de EPA.

 

·        Se desarrollarán campañas específicas de matriculación.

 

·        Se priorizará la incorporación a grupos de EPA ya existentes, aunque es posible que en ciertos casos sea conveniente la formación de grupos específicos.

 

·        Planes específicos que aborden la situación más vulnerable de las mujeres inmigrantes, enfocándolos hacia la atención integral. Partiendo de la situación familiar, cultural y laboral.

 

·        Ofertar los servicios educativos en base a las necesidades del alumnado, teniendo en cuenta los horarios y cubrir el periodo vacacional, en caso necesario.

 

·        Utilización, fuera del horario lectivo, de los locales de los centros donde esté escolarizado un número suficiente de alumnado inmigrante para ofertar los recursos de los centros de EPA a los padres y madres correspondientes y facilitar su propia integración y el acercamiento al mundo educativo de sus hijos/as.

 

 

  

B. FORMACIÓN DEL PROFESORADO

Es uno de los  elementos clave que requiere recursos extraordinarios impulsando procesos de formación en dos fases:

A) Primera y urgente (en todos los niveles educativos):

·        Para equipos y comisiones de acogida

·        Para el profesorado que tenga docencia directa con el alumnado inmigrante

 

B) Segunda fase:

·        Para el conjunto del profesorado, priorizando la formación en los propios  centros, que incluya:

-          La comprensión de las características y problemática socio-cultural de la población inmigrada, estrategias educativas frente a la exclusión, etc.

-          Formación sobre metodología de enseñanza de segundas lenguas, específicamente de euskara y de castellano.

-          La formación en la elaboración de materiales didácticos para la enseñanza de las lenguas.

Respecto a la formación inicial, las Escuelas de Formación del Profesorado deberán crear nuevos créditos específicos para el tratamiento de los problemas socioeducativos relacionados con la exclusión social y la diversidad cultural.

 

C. OTROS RECURSOS:

-          En colaboración con las instituciones locales, dotar a los centros de educadores-as auxiliares, intérpretes, educadores-as socioculturales, trabajadoras-es sociales, mediadores culturales, etc.

-          Propiciar la incorporación al sistema educativo de personal capacitado de las culturas e idiomas de origen, para lo que se facilitará la convalidación de títulos.

-          Facilidades para titularse en las Escuelas Oficiales de Idiomas, para el alumnado que domina su lengua de origen.

-          Convalidación de los estudios de profesorado de aquellas personas inmigrantes que cuenten con título de profesor.